¡“Las tecno-colombianadas”!

Muchas veces, cuando salimos de paseo por alguna de las regiones de este país, encontramos esos típicos anuncios con errores de ortografía y divertidos como: “se bende ielo”,  “ce reparan sapatos” o “mañana le fio, hoy no”, anuncios que por supuesto, son evidentes  “colombianadas”, que nos causan risa y son motivo de burla.

 Pero no crea que esto solo ocurre en el campo o en regiones muy apartadas de las grandes

Imagen tomada de http://ramrock.wordpress.com/2012/08/12/en-colombia/colombianadas4/

Solo pasa en Colombia, moto modificada con equipo de sonido incluido

urbes, sucede también en la ciudad y más que todo cuando se quiere ser muy moderno con el uso de la tecnología, pero no se logra. A esas las he llamado  “tecno-colombianadas” y a continuación voy a enumerar algunas de ellas, que posiblemente no han ocurrido solo en Colombia y además son proporcionales a las faltas, anteriormente mencionadas:

 

  • Tener máquinas dispensadoras de tiquetes en los centros comerciales y supermercado acompañados de un vigilante bien vestido que le evita al usuario la labor de oprimir el botón.
  •  Realizar fácilmente transacciones a través de internet, logrando ahorrar tiempo y las cuales se deben validar en la sucursal respectiva del banco presentando la cédula de ciudadanía en original.
  •  Llamar a una EPS y que un contestador después del saludo de bienvenida le diga: “en este momento nuestros operadores están ocupados, por favor espere en la línea, su llamada es muy importante para nosotros”. Esta frase se repite una y otra vez durante los 20 minutos que se demora el asesor en contestar.
  • Tener ascensores de última generación en las estaciones de Transmilenio, (que lo hacen ser el transporte más moderno de Latinoamérica) pero casi nunca funcionan.
  •  Disponer una patrulla de policías de tránsito en un cruce que tiene semáforos, para que “ayude a movilizar el tráfico”. Es un caso frecuente en Bogotá, en el cruce de la 116 con Av. Suba.
  • Tener  ‘teléfonos inteligentes’ en sistema prepago, pero sin minutos.
  •  Buses alimentadores de Transmilenio con tableros digitales que marcan el recorrido de otra ruta y por ende, diferentes estaciones.
  •  Dispensadores automáticos de pasabordo de avión en los aeropuertos (El Dorado, recién remodelado) para evitar fila, donde usted posteriormente, debe hacer otra para dejar la maleta y le revisen el pasabordo expedido por la máquina.
  •  Tener que registrar su celular en una página web, para que no le corten el servicio y esta no funciona.
  •  Utilizar servicios en línea como por ejemplo para poner una petición, queja o reclamo en una Entidad Pública, pero al tener respuesta positiva a su necesidad, usted debe ir personalmente a la oficina en la que puso la queja “virtual”, para que le aclaren su inquietud.
  • Tener Facebook y Twitter y no saber ni para qué sirven o cómo utilizarlos.
  • Tener acceso a Internet gracias al WIFI del vecino que no lo ha bloqueado.
  • Ir a una oficina especializada en realizar trámites y cobrar por ellos, cuando son gratuitos en Internet. (Catastro, impuesto de vehículos)
  • Hacer pagos en cheque o efectivo aun cuando la transacción se puede hacer por Internet en una sucursal virtual.

Estas situaciones nos suceden a diario en nuestra Colombia linda, que posiblemente no cambiarán en el corto plazo, pero igualmente nos hacen reír o incluso a veces, llorar de la rabia.

Esta entrada fue publicada en Común y corriente. Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a ¡“Las tecno-colombianadas”!

  1. techmedia.com.co dijo:

    Jeje buenísima la foto de la moto, mira esta colombianada…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *