Lo que aún no se moderniza

Hace algunos días analizaba las ventajas que ofrece la tecnología y como la misma, facilita la vida. Hacer transacciones electrónicas, compras por Internet o enviar comunicaciones a través de correo electrónico son ventajas indiscutibles, pero en realidad aún faltan muchas profesiones o actividades cotidianas que no se modernizan y en las cuales, creo que debería enfocarse la ciencia para estar a la vanguardia del mercado.

  • Los trámites de notaría, en los cuales se firma, sella y pone huella demoran muchos días en procesos sencillos.
  • La recepción de quejas y reclamos de algunas entidades públicas, que aplazan procesos para que el ciudadano omita la queja.
  • Los trámites en las EPS en los cuales usted aparece sin pagar la cuenta (del recibo que tiene en la mano), sumado a que su hijo ya no es su hijo, gracias a que el sistema no funciona o colapsó.
  • La odontología, que pase lo que pase, siempre debe utilizar el zumbido agudo o el aparato con punta para una simple exploración bucal.
  • La citología y el examen de próstata a pesar de ser algo de vital importancia que involucra a ambos géneros, es un procedimiento en sí arcaico, que golpea la dignidad (es decir, es extremadamente incomodo para el paciente).
  • La recepción de plata en la buseta, donde el conductor, además de manejar, tirar el carro a otro vehículo y madrear al “motoneto”, debe recibir el dinero, contar las monedas y devolver de un billete de 50 mil pesos un pasaje que cuesta mil 640 pesos.
  • La contabilidad, que se moderniza un poco en software, pero se rehúsa a dejar de utilizar el “cacharro” que imprime y suena como tren malo.
  • Las interminables filas en los bancos, por culpa de un cajero humano, que teclea, teclea, teclea y no avanza.
  • El certificado de supervivencia, que ahora los abuelos pueden descargar por Internet (¿cómo? no sé) y elegir entre ir a la notaría, hacer la vuelta o aprender por la web.
  • Los procesos de votación manual en los cuales se imprimen millones de tarjetones.
  • Cancelar cualquier servicio de telefonía, televisión, suscripción o tarjeta de crédito debe ser en persona, presentando la huella, cédula y registro. Pero cuando es adquisición del mismo producto, solo una llamadita y todo queda resuelto.
  • Cualquier tipo de examen ginecológico… sin palabras, no han evolucionado lo suficiente.

Es hora que la tecnología se ponga al servicio de estos procesos ciudadanos y que desarrolle herramientas innovadoras que faciliten también estas simples acciones.

Esta entrada fue publicada en Común y corriente y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a Lo que aún no se moderniza

  1. techmedia.com.co dijo:

    Excelente info, es una sugerencia para gobierno en línea… http://techmedia.com.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *