Libre determinación virtual

Libertad, de eso se trata todo. Recordemos como las personas en el ambiente virtual (internet) gozan de unas prerrogativas especiales, derivadas del anonimato propio de sus servicios y plataformas, las que han logrado un grado de atracción hacia lo tecnológico, nunca antes visto. La red se ha convertido en una sociedad/comunidad, democrática e incluso participativa.

Todas las personas entonces, se encuentran en mayor o menor medida conectados, no es raro que el uso de internet se encuentre ampliamente difundido, como un servicio de comunicacion que ha hecho transito a algo que se puede considerar necesario; tanto como tener agua potable, gas natural, etc.

Internet permite un desarrollo de la libertad y expresión personales que podría pensarse casi absoluto, dotando a cada ciber-persona de varias posibilidades que sobrepasan los límites normales de comunicación, interrelación y socialización.

Los tímidos se expresan, comparten imagenes si no tienen palabras o se limitan a congraciarse con las ideas de otros, a dar su aprobación en forma de like, el cual a mi modo de ver es casi una moneda de cambio dentro del vasto mercado que representan un mar de consumidores, dentro del oceano de posibilidades que ofrece la red mundial, aunque no me detendré por ahora a reflexionar sobre el consumo y su influencia en la red.

Los que se desdoblan no son solamente aquellos desprovistos de palabras reales o analógicas, algunas otras personas reflejan su cinismo; o el otrora mal visto morbo, el cual no puede dejar de ser cultivado ante la extensiva necesidad de otros tantos por hacer pública su vida, por mostrarse o exhibirse.

Quizá se trate de algo mucho más profundo, como el simple hecho de ser escuchado, de ser importante para alguien, de tener quien haga sentir especial a estas personas, como se ha de sentir popular quien posea muchos “amigos” en Facebook, o quien tenga miles de seguidores en Twitter.

Lo único que puede evidenciarse facilmente es que la red permite la expresión, la cual está permeada de toda clase de situaciones de índole personal, reflejos y proyecciones de cada cual; en donde el mundo virtual es un paralelo de lo real, de lo analógico; es el triunfo de la cuantica, del relativismo, puesto que ya hemos encontrado nuestro universo paralelo, allí, dentro de la pantalla del computador.

Acerca de IvanSanchez

Oscar Iván Ramírez Sánchez (Iván Sánchez). Abogado. Candidato a Máster en Propiedad Intelectual. Escritor, ciber-ocioso, geek, especulador, amante de las nuevas tecnologías, observador de la cultura digital y sus implicaciones.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *