Sharing, parte I

Los que no somos nativos de este mundo digital, podríamos decir que la transición ha sido casi un proceso mágico, donde la ficción se nos ha convertido en realidad y ha puesto a nuestro alcance lo que antes tan solo habíamos soñado.

Magia y sueños, eso es parte de la red y los entornos virtuales.

La magia de la interconexión implica compartir cada vez más contenidos a más personas y con una facilidad que ha hecho realidad –en parte– las promesas de los albores del presente siglo relativos a ‘un solo clic’. La libertad de expresión entonces, implica para los ciberocupantes, transmitir grandes (o pequeños) mensajes para que queden allí, flotando  a la espera de ser vistos, leídos, escuchados y por supuesto, compartidos de nuevo en una cadena que puede ser tan grande como la cantidad de usuarios que hay en la red.

Sin embargo, en este contexto se dan dos fenómenos diferenciados: Uno está dado por el acceso, el número de vistas o visitas; el otro por la reproducción de contenidos. El primero, aplicaría más para los sitios de contenido estático o de lectura (blogs y similares), mientras que las reproducciones se aplican en aquellos portales con contenido dinámico y multimedia.

Las personas se han dado cuenta que no deben quedarse callados y que sus pretensiones artísticas, ideas en todos sentido, pensamientos y talento, pueden ser conocidos por otros, prácticamente sin intermediación.

Las plataformas para poner a disposición contenido multimedia dentro de la red, al igual que la diversificación y masificación de dispositivos como cámaras han creado toda una generación de creadores de contenidos, aquellas personas que hacen videoblogs, cortos, animaciones, música y en general contenido que pueda servir a otros

Los mejores ejemplos para mí en su orden serian los videos subidos en Yyoutube, Vimeo, y Telly.

El otro fenómeno es propiamente el de la vinculación, revinculación o sharing, lo que implica que un determinado contenido perteneciente a una plataforma o servicio tecnológico es vinculado o referenciado en otra plataforma o servicio. Una de las cosas que han hecho populares a las distintas redes sociales, servicios de tableros y blogs es precisamente la posibilidad de enlazar diferentes contenidos, incluso muchos servicios que sirven para comunicar contenidos generados por el usuario, han enlazado sus plataformas con aquellas más comunes de forma que sea fácil compartir a través de un par de sencillos pasos en las redes sociales como Facebook, Twitter, Tumblr o Pinterest.

Acerca de IvanSanchez

Oscar Iván Ramírez Sánchez (Iván Sánchez). Abogado. Candidato a Máster en Propiedad Intelectual. Escritor, ciber-ocioso, geek, especulador, amante de las nuevas tecnologías, observador de la cultura digital y sus implicaciones.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *