La alfabetización digital como indicador de desarrollo

Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU) Colombia se posiciona como uno de los países en América Latina con mayor inclusión de las nuevas tecnologías en el  desarrollo sostenible y competitivo del país. A pesar de este satisfactorio ranking sólo 7 millones de personas cuentan con el servicio de internet, una herramienta fundamental para hacer uso de las TIC. Entonces ¿Cuáles son los pilares que deben primar en la formación de ciudadanos digitales para fomentar el desarrollo de un país?

Evaluar el orden de prioridades en torno a los planes de desarrollo y políticas públicas puede ser una tarea extenuante e inútil, pero exponer a consideración propia cuales son los tres factores que deben tenerse en cuenta para gestionar eficazmente una proceso de alfabetización digital, sería una labor enriquecedora para aterrizar los proyectos de la estructura social con injerencia en el campo de TIC.

Dicha estructura se encuentra conformada por el Gobierno, las compañías de telecomunicaciones y la ciudadanía, estos entes tienen el deber de ejecutar los trabajos pertinentes para reducir la llamada brecha digital y alcanzar los niveles de competitividad y  desarrollo tecnológico que el  país se merece.  

La brecha digital sigue siendo un flagelo latente inmerso en nuestra sociedad, las luchas constantes por mermar los altos índices de desigualdad frente al acceso de la tecnología han sido satisfactorios y los resultados saltan a la vista cada vez que vemos en diferentes medios la acción del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) incursionando en el territorio nacional llevando consigo miles de equipo tecnológicos.

Por otra parte, la ciudadanía se encuentra inmersa en una coyuntura social, económica y tecnológica, la cual está sujeta a formar parte de dicha conectividad debido a la creciente expansión de escenarios laborales y académicos que demandan el manejo de competencias digitales. Para esto es necesario concebir las TIC como un patrón inherente en el desarrollo del ser humano del siglo XXI el cual  requiere de una formación digital crítica, capaz de procesar, diferenciar y producir los contenidos ofrecidos por los medios virtuales.

La construcción de ciudades inteligentes inicia con  la participación activa de ciudadanos inteligentes y para esto se debe incentivar la apropiación de una cultura TIC que motive a todos los actores sociales a comprender  que la  nueva era digital es vital para la supervivencia en un mundo globalizado.

Será que al referirnos a brecha digital hacemos hincapié únicamente en la imposibilidad de algunos sectores de la sociedad para acceder a dichas herramientas, o adicional a lo anterior también implica la ignorancia por parte de algunos ciudadanos quienes a pesar de tener una herramienta digital en sus manos carecen de un conocimiento a priori de la importancia del mismo y no tienen acceso a internet para conectarse con el mundo.

Para finalizar, un país que eleve los índices de cobertura en equipos de última tecnología como lo son tablets, ipads, computadores portátiles, etc, no significa que sea directamente considerado como un ciudadano digital. La factibilidad de estos proyectos se basan en garantizar que todos los pilares puedan trabajar conjuntamente de manera eficaz y efectiva.

De esta forma considero que Colombia debe seguir con el inquebrantable esfuerzo del posicionamiento de una cultura TIC en el imaginario colectivo de todas las comunidades, esa es el camino que conduce a un desarrollo  favorable  del capital humano dispuesto a incursionar en una era tecnológica.

Esta entrada fue publicada en Análisis. Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a La alfabetización digital como indicador de desarrollo

  1. Belarmino Caro Vargas dijo:

    Un pais de contradicciones mientras en una ciudades los recursos y los medios abundan para categorizar “ciudades digitales” en otros contextos apenas este año conocieron una computadora y las herramientas TIC, pero no trienen conectividad , carecen de energia o tienen que pedir permiso a grupos fuera de la ley para su movilización”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *