Biometría: identidad segura

Por: Leonardo Maldonado. Director de Innovación y nuevos negocios. Certicámara S.A.  

La biometría se aplica mediante el uso de la tecnología para obtener información y procesar reconocimiento de características físicas de personas, que sean únicas e intrasferibles como es el caso de las huellas dactilares.

Colombia está realizando un esfuerzo grande en la consolidación de mecanismos que permitan hacer más eficiente y fiable algunos procesos de autenticación y verificación, que ya se utilizan con éxito en otros países del mundo como Francia, Japón, Corea del Sur y los Estados Unidos. Desde el 2000, la Registraduría Nacional del Estado Civil ha implementado el sistema AFIS (Automated Fingerprint Authentication System) que consiste en una base de datos para verificar la identidad de una persona, a través de las características de sus huellas dactilares.

Los mecanismos biométricos utilizados en el mundo son diversos, sin embargo el de mayor desarrollo tecnológico es la huella dactilar que genera información a través de puntos característicos donde crestas y surcos se encuentran de manera única en cada           persona, y que se puede expresar en coordenadas sobre una imagen de alta resolución con algoritmos que permiten obtener un archivo que se usa para la validación de la identidad del ciudadano.

Aunque en Colombia, el mecanismo que más acogida tiene es el de huella dactilar, este sistema está siendo reemplazado o complementado en otros países del mundo por mecanismos biométricos más eficientes que también están en la mira de entidades y empresas del país, como el reconocimiento del rostro, iris, voz, firma manuscrita en tableta, geometría de la mano, venas de los dedos, frecuencia del corazón, entre otros. Todos tienen en común establecer con un muy alto nivel de certeza la identidad de la persona.

¿Cuándo se deben implementar mecanismos biométricos? 

Las organizaciones deben tener en cuenta su objetivo de seguridad y administración de riesgos al momento de buscar un mecanismo biométrico de identificación, a fin de que puedan seleccionar la mejor alternativa en lo referente a biometría. Una empresa que tenga identificado el riesgo de suplantación y el medio por el cual recibe las solicitudes de servicio, debe asesorarse de proveedores e integradores con trayectoria en el proceso de identificación de personas, y dependiendo de la calificación del riesgo, debe procurar tener el mecanismo biométrico que le permita realizar el proceso de validación de la identidad de alguien, guardando el registro de manera segura y confiable, a fin de que no pueda ser posteriormente manipulado por terceros o por administradores del sistema de validación biométrica. Por este motivo es muy recomendable implementar soluciones que utilicen validación biométrica, bajo el uso de estándares internacionales tales como ISO y ANSI, para la gestión de la información biométrica y que puedan ser provistas por una empresa con respaldo y experiencia en procesos de validación de identidad y gestión de procesos electrónicos.

Los beneficios:

El uso de mecanismos biométricos brinda grandes beneficios a diferentes organizaciones detallados a continuación:

  • Simplificación y aumento de confiabilidad de trámites que requieren validación de identidad.
  • Habilitar la posibilidad de uso de un factor adicional o complementario de autenticación en medios tecnológicos que puede ser utilizado como mecanismo de firma electrónica, complementado con elementos de tecnología que garanticen la integridad, no repudio, gestión de auditoría y donde sea necesario la confidencialidad.
  • Generación de eficiencia en procesos relacionados con aseguramiento de accesos.
  • Habilitación de tecnologías biométricas confiables como mecanismos de autenticación.
  • Posibilidad de enriquecer la gestión electrónica de identidad para gestionar procesos y registros en sistemas de información para entidades públicas y privadas.

Acerca de Certicamara

esta información no pase a más de un párrafo): Expertos en Derecho y tecnologías de la información con énfasis en seguridad de la información.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *