¿Son las TIC la revolución social de este siglo?

Un instrumento eficaz para evaluar y conocer la dinámica económica y social de un estado es la pirámide de Maslow. Esta teoría económica y de mercadeo global, propone que las necesidades básicas (Base de la pirámide), deben ser  satisfechas totalmente por la totalidad de los ciudadanos. Véase Figura 1

Figura 1 – Pirámide de Maslow

La teoría indica que entre mas satisfechas las necesidades básicas, mayor va a ser la calidad  de vida de los ciudadanos.

El impacto directo que sobre la apuesta social que ha venido realizado el Gobierno Colombiano, depende en un alto porcentaje de las políticas públicas que se desarrollen y que tengan que ver con la reducción en la brecha social.

Pero si adaptamos las políticas publicas sociales, con las políticas publicas de TIC, tendremos entonces una matriz compleja pero interesante en donde ademas de reducir la brecha social, también se pueda reducir la brecha digital, o sea la distancia existente entre la tecnología y los ciudadanos. El resultado obtenido después de generar y desarrollar esta matriz, no sera otro sino el de especializar la oferta, ya que actualmente la mano de obra en tecnología es insuficiente. Involucrar las tecnologías a un espacio social, permite que de manera ágil y rápida, los ciudadanos de cualquier estrato socio económico, puedan acceder a capacitaciones en cualquier parte del mundo, en donde encontraran Plataformas Digitales de Aprendizaje (E- Learning), con énfasis en las capacidades propias del país, construyendo así una Colombia con menos desigualdad y generando muchos mas empleos.

Mirar solamente a los estratos socio económicos medios y altos o perfilar capacitaciones para grupos específicos de población, menor de 35 años, es un error que no podemos cometer. Las nuevas tecnologías integran módulos que no excluyen a ningún rango poblacional. Invertir en capacitaciones dirigidas a poblaciones vulnerables ( Ancianos, Desplazados, Reintegrados, ciudadanos de la calle etc.), estudiantes de colegios públicos de estratos bajos, ademas de especializar la oferta, genera impactos muy grandes en comunidades

En conclusión integrar las TIC o nuevas tecnologías con el componentes social genera un impacto de transformación total de la oferta del país, pero también un cambio en la manera como los ciudadanos empoderan el estado, pues de esa manera, se generan espacios de compromiso y colaboración de beneficio común

@Montesda

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *