¿Por qué es tan necesario Internet en nuestra vida cotidiana?

Sí, usted que me está leyendo y agradezco que lo haga, me gustaría que me contestara mentalmente las siguientes preguntas: ¿Se desespera con facilidad si no tiene  red de datos en su celular o en su portátil? ¿Olvidó su móvil en casa y se quedó sin comunicarse de manera digital con sus amigos? ¿Se quedó sin batería y no tiene acceso a la red? Si alguna de estas tres preguntas fue afirmativa, usted tiene algo que muchos llaman  ciberadicción o mejor adicción a Internet.

¿Pero se ha puesto a pensar qué es eso que tiene la Red que enamora a grandes y chicos?, ¿Qué hace Internet para por ejemplo, cautivar en Colombia, la exitosa sexta versión de un evento como el Campus Party , que en esta ocasión en la ciudad de Medellín , tuvo la participación de  más de 2.000 personas de manera presencial y  50.000 desde cualquier parte del mundo a través de la misma red y que durante 8 días muchas veces quienes participaron no comieron, ni durmieron, por estar conectados las 24 horas del día?

La respuesta es obvia, estamos ante un canal de comunicación, que además de ser novedoso, pues en su masificación llevamos no más de 20 años, es un medio de comunicación interactivo. Dicho de otra manera, hay una respuesta, una retroalimentación por parte de quienes reciben el mensaje, lo que hasta el momento no había ocurrido, pues en los medios tradicionales la comunicación se realizaba en una vía, de tal manera que los receptores, a quienes les llegaba el mensaje, no podían tomar posición respecto al mismo, puesto que no se podía responder al medio de manera inmediata y garantizando un porcentaje de respuesta.

Otra de las ventajas que hoy nos da la tecnología es administrar varias de estas redes y medios sociales al mismo tiempo. Puedes ver tu cuenta de Facebook, la de Twitter, enviar videos, revisar el mail y de paso G +, Foursquare, tomar fotos en Instagram y enviarlas simultaneas a Facebook y Twitter, es decir, en un tiempo muy corto puedes enlazar la información que quieres publicar y hacerlo de una manera organizada y ágil. Esa simultaneidad de envío de información va de la mano con la velocidad de cada una de nuestras actividades diarias y propende por buscar una verdadera economía de tiempo.

Cada vez va a ser más importante desarrollar dispositivos de comunicación instantánea que hoy llamamos redes sociales. Pero debemos tener claro que la responsabilidad excesiva por los contenidos que diariamente subimos y a los que accedemos, no son de nuestra autoría. Es indispensable que demos créditos a cada una de esas personas que se tomaron la molestia en escribir algo y que por medio de su colaboración, hoy nosotros también estamos enterados que esto ocurre.

Dar las gracias y expresar quien nos ayudó es un buen comienzo.

Aquí, Daniel Montes Briceño Haciendo lo que más me gusta.

@Montesda

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *