Colombian broadband internet connections continue to grow in 2013

The Colombian ICT market has reached 7.639.061 broadband internet connections at the end of September 2013. Broadband fixed and mobile internet access contribute 4.313.203 and 3.325.858 (3.202.896 are 3G and 122.962 are 4G) subscribers respectively.  This meaningful growth arises as a result of the massive rollout of fibre-based access networks and the recent deployment of 3G and 4G mobile infrastructures.

Nowadays, most of the fixed broadband connections are based on xDSL and Cable technologies; however, the efforts made by the government have been focused on the deployment of fibre infrastructures that bring internet access to the Colombian municipalities.  As for the mobile connections, in June 2013 the ICT Ministry auctioned off spectrum blocks that comprise AWS and 2,5 Ghz frequency bands, which has reconfigured the market to six broadband mobile operators, namely Claro, Movistar, ETB-Tigo, Avantel, DirecTV and UNE.

According to Cisco Barometer, “Projections indicate that broadband connections will reach 10.3 million by 2017, 15.3 percent of which will be mobile and 68.7 percent fixed”. The challenges to be faced by the Colombian ICT sector in 2014 are not only bounded to infrastructure rollout, but also to the development of strategies that encourage both private and public investment on added value services and applications.

Ronald Romero Reyes                                                                                                                  ICT Researcher                                                                                                                       Technische Universität Chemnitz, Germany                                                                             Chair for Communication Networks

 

 

Publicado en 4G, Convergencia, FTTH, Infraestructura, Redes Fijas, Regulación, Sin categoría, TIC | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Modelo “Open Access Networks”, ejemplo de despliegue de fibra óptica (FTTH) en mercados TIC desarrollados

El modelo de redes de acceso fijas abiertas (Open Access Networks) ha sido implementado con éxito en países nórdicos como Suecia, Noruega y Finlandia; países donde los mercados de telecomunicaciones han alcanzado en la última década un nivel de madurez y desarrollo importante, el cual es soportado por el masivo despliegue de fibra óptica en sus territorios. Su éxito se basa en la desagregación del modelo imperante de operadores integrados verticalmente; es decir, operadores que son dueños de su infraestructura de telecomunicaciones (fibra óptica, cobre, equipos de red) y de sus plataformas de servicios de información (IPTV, VoIP, Internet, etc.). Por lo tanto, el modelo “Open Access Networks” propone crear tres actores en el mercado conocidos como proveedores de servicios de Infraestructura, proveedores de servicios de red y proveedores de servicios de información. El rol del primero es desplegar fibra óptica para que esta pueda rentarse a proveedores de red, los cuales a su vez ofrecen el servicio de transporte de información para que los contenidos de los proveedores de servicios de información puedan llegar a los usuarios finales.

Estos tres nuevos actores incentivan el ingreso al mercado de nuevas empresas que potencialmente pueden competir a nivel de infraestructura y/o contenidos. El resultado es un mercado donde los servicios TIC se ofertan a precios más bajos con niveles de calidad adecuados.

En la presente entrada, es mi deseo complementar las ideas que he venido desarrollando en mi artículo publicado el 29 de Junio de 2013, “Infraestructura para las TIC, un desafío para las políticas regulatorias nacionales”, y en el publicado el pasado 30 de Septiembre de 2013, “FTTH y 4G, socios estratégicos e indispensables para la masificación de banda ancha”.  Por tal razón, los invito a ver el siguiente foro, realizado el 4 de Noviembre de 2013 en Suecia, donde tres miembros invitados del sector TIC exponen sus puntos de vista sobre el éxito del modelo en dicho país. El foro es presentado por la organización “FTTH Council Europe”, cuyo rol es promover el despliegue de fibra óptica mediante el uso de buenas prácticas. Pueden acceder entonces al siguiente enlace web para continuar posteriormente con una breve discusión al respecto:

https://ftth.solidtango.com/video/gimmefibredayspecial

Hay varios puntos importantes que me gustaría resaltar sobre este foro. La experiencia Sueca, la cual comenzó hace 20 años, ha sustentado el éxito del modelo “Open Access Networks” en el incentivo de la inversión en infraestructura. Ésta requiere planeación estratégica a largo plazo no solo debido a los prolongados retornos de inversión, sino también por el tiempo requerido para que el mercado alcance un nivel adecuado de madurez y aceptación del nuevo modelo y sus servicios. También es importante observar que “Open Access Networks” no implica la obligatoria existencia de tres actores independientes, sino que por el contrario, una misma empresa podría integrar de diversas formas los tres actores principales, cada uno desempeñando su rol en el mercado. Esto no solo incentiva la competencia, sino que permite el ingreso de pequeñas empresas al ecosistema TIC, dejando la responsabilidad del despliegue de infraestructura no solo a los grandes jugadores.

Los panelistas (todos miembros de empresas de telecomunicaciones) dejan claro que el objetivo de las empresas está enfocado en el mercado, en generar dividendos y penetración; lo cual indica (aunque lamentablemente no se discute en este foro) el papel importante que debe desempeñar el ente regulador. La razón es que el éxito del modelo no depende solo de la “buena voluntad” de las empresas, sino de un esquema de regulación que defina normas y reglas del juego claras para que se puedan replantear modelos de negocio que propicien competencia, prevengan abuso de posición dominante y protejan los derechos de los usuarios.

Es importante que mercados emergentes como el latinoamericano enfoquen sus esfuerzos en la implementación de este tipo de modelos. Aunque reguladores y operadores han abierto debates en temas relacionados como “compartición de infraestructura”, aun es importante que se diversifique la discusión para que podamos abordar el problema de la masificación de banda ancha con mayor profundidad, de tal manera que demos un nuevo rumbo al desarrollo del sector TIC.

El reto del modelo no se limita a instalar fibra óptica en todos los hogares, sino que también se propone ampliar la oferta de servicios de información a precios bajos. Me parece importante aprender de estas experiencias, y aunque contrario a lo expuesto por Jörgen Svärdh (CEO, Utsikt Bredband AB, Sweden) considero que las tecnologías de banda ancha basadas en cobre como “xDSL” no están en declive, sino que estarán entre nosotros por mucho tiempo*, si es importante tener presente su recomendación sobre aprender no solo del modelo sino de los errores que ellos cometieron en el camino. Esto nos permite pararnos sobre los hombros de los que ya lo hicieron y superar su experiencia mediante el desarrollo de políticas sectoriales adecuadas para la masificación de las TIC en los mercados en desarrollo.

*Actualmente se está desarrollando la tecnología “Vectoring”, la cual permite a las redes “xDSL” existentes suministrar un ancho de banda mayor al actual. La consecuencia es que se puede seguir explotando el potencial del cobre existente haciendo que en algunos casos el despliegue de fibra óptica no sea por el momento viable.

Ronald Romero Reyes                                                                                                                     ICT Researcher                                                                                                                        Technische Universität Chemnitz, Germany                                                                             Chair for Communication Networks

 

 

 

Publicado en Convergencia, FTTH, Infraestructura, Redes Fijas, Regulación, Sociedad del Conocimiento, TIC | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Alfabetización Digital y Sociedad del Conocimiento

Según la definición suministrada por Wikipedia, “alfabetismo digital también conocido como alfabetización digital y alfabetización multimedia es la habilidad para localizar, organizar, entender, evaluar y analizar información utilizando tecnología digital. Implica tanto el conocimiento de cómo trabaja la alta tecnología de hoy día como la comprensión de cómo puede ser utilizada1. Esta descripción involucra la convergencia de varios procesos educativos que no solo se circunscriben al desarrollo de destrezas para manipular adecuadamente la tecnología, sino también al desarrollo de habilidades para discernir críticamente la información que se nos presenta y que generamos. Por lo tanto, alfabetización digital incluye educación y formación de ciudadanos tanto en las formas como en los fondos; es decir, más que aprender a manipular aplicaciones y dispositivos electrónicos, el reto está en fomentar ética digital sustentada en la responsable creación, evaluación y análisis de la información.

La forma en la que un individuo se relaciona consigo mismo, con los demás y su entorno, así como también su personalidad y conocimiento, son el resultado de procesos educativos que abarcan la familia, la academia, la sociedad y por supuesto la cultura misma. Por esta razón, formar y educar tiene la misión de crear sujetos morales, comprometidos con el objetivo de construir sociedad a través de sus actos. La alfabetización digital no es ajena a este panorama, pues su objetivo primordial es educar para comunicar contenidos sin fronteras; los cuales representan conocimientos, ideologías y demás formas de pensamiento que influyen y modulan los comportamientos de los individuos en la sociedad. En consecuencia, familias, gobiernos, escuelas, universidades y  demás actores sociales, tienen el deber moral de articularse para que la masificación de las TIC vaya más allá de la construcción de autopistas de la información, y se enfoque en la formación de ciudadanos digitales que hagan uso responsable de los recursos tecnológicos.

Think Again: How to Reason and Argue by Walter Sinnott-Armstrong, Ram Neta

Tomada de: Course Think Again: How to Reason and Argue by Walter Sinnott-Armstrong, Ram Neta; Duke University.

Las TIC han sido una solución al problema de acceder fácilmente a la información y al conocimiento; sin embargo, el éxito actual de esta solución no resuelve plenamente el problema, apenas lo plantea. Pues no basta con implementar enormes redes de comunicaciones que interconecten usuarios con grandes computadoras que almacenan información; lo cual puede suministrar acceso rápido y sin límites, mas no es garantía de la calidad de los contenidos y la correcta apropiación y uso que los usuarios hagan de los mismos. Aún estamos lejos de ser una “Sociedad del Conocimiento”, ya que alcanzar dicha distinción involucra un cambio cultural donde el ciudadano digital se reconoce como aquel que crea, apropia, genera y  disemina información con criterio y responsabilidad social.

Indudablemente, Internet a través de las redes sociales, comercio electrónico, educación virtual y demás contenidos y aplicaciones, ha cambiado notablemente la forma en la que nos relacionamos con los demás. Sin embargo, el auge de la Internet debe servirnos como incentivo para afrontar el reto de educarnos en las ya mencionadas apropiación y generación de la información, en lugar de deificar la red de redes como el oráculo que contiene el conocimiento y tiene respuesta a la mayoría de preguntas que podamos plantearnos. En pleno siglo XXI, esta exaltación a la Internet y la falsa creencia de pensar que el hecho de estar conectado y poseer sofisticadas herramientas tecnológicas es sinónimo de ser modernos ciudadanos de la “Sociedad del Conocimiento”, me lleva a reflexionar en lo lejos que aún estamos de este paradigma de sociedad. Es cierto que actualmente poseemos una cantidad de conocimiento mayor a la que tenían nuestros ancestros; sin embargo, este conocimiento es colectivo, pues aunque amplio, se encuentra distribuido entre varios individuos. Por ejemplo, aunque con un conocimiento colectivo menor al actual, un humano promedio de la edad de piedra poseía un conocimiento mucho mayor de su entorno al que un humano moderno tiene actualmente sobre el suyo. Por esta razón, evolucionar a la “Sociedad del Conocimiento” es tomar conciencia de nuestro limitado conocimiento individual, y como ciudadanos digitales, reconocerlo como fuente de riqueza para que a nivel colectivo podamos divulgarlo generando valor social. De nuevo, el trasfondo de este cambio se basa en la ética con la que comunicamos contenidos y por ende conocimiento verídico y verificable, donde aprender a hacer un uso adecuado de las TIC es tan solo un mecanismo para facilitar el acceso y divulgación de la información.

En síntesis, considero la alfabetización digital es el proceso de formación de ciudadanos cuyo fin es fomentar ética digital sustentada en la responsable creación, evaluación, análisis y apropiación de conocimiento haciendo uso de las herramientas TIC para su difusión. El proceso se sustenta en el reconocimiento que hacen los ciudadanos de los límites de su propio conocimiento individual (es decir, el descubrimiento de su propia ignorancia); el cual se pone a disposición del progreso colectivo de la sociedad donde todos los actores sociales convergen como educandos y educadores.

Ronald Romero Reyes                                                                                                                     ICT Researcher                                                                                                                        Technische Universität Chemnitz, Germany                                                                             Chair for Communication Networks

1. “http://es.wikipedia.org/wiki/Alfabetismo_digital”. Consultado el 31 de Octubre de 2013.

 

 

Publicado en Alfabetización Digital, Sociedad del Conocimiento, TIC | Etiquetado , , | 1 comentario

FTTH y 4G, socios estratégicos e indispensables para la masificación de banda ancha

La red de acceso es la infraestructura de telecomunicaciones que conecta a los usuarios con el proveedor de servicios. En particular, redes de acceso fijas y móviles han evolucionado separadamente a lo largo de las últimas décadas. Sin embargo, ambas nacieron con el fin de solucionar el mismo problema: transmitir voz. Las redes fijas iniciaron su despliegue masivo a nivel mundial usando líneas de  cobre como medio de transmisión; mientras que las móviles basaron su crecimiento en la instalación de torres de transmisión inalámbricas con el fin de brindar cobertura en áreas geográficas llamadas celdas o células.

Estas redes han evolucionado a infraestructuras multiservicio de banda ancha. Por el lado móvil, la familia de generaciones 1G (voz análoga), 2G (voz digital), 3G (voz digital + Internet), 4G (voz digital + Internet banda ancha + servicios multimedia) dan cuenta de este cambio. Estas variantes tecnológicas tienen como común denominador el medio de transmisión usado para conectar sus usuarios: el espacio libre, el cual les confiere movilidad total. Estas soluciones han centrado sus esfuerzos en combatir el ruido eléctrico y la interferencia, dos enemigos que limitan las velocidades de transmisión. Haciendo un uso óptimo del espectro radioeléctrico, 4G ha sido capaz de diseñar una red de acceso móvil robusta frente a estos agentes nocivos.

Con relación a las redes fijas, ¡también existe una familia de generaciones!. Las infraestructuras de cobre dedicadas al servicio de voz han venido evolucionando a redes DSL y cable-modem (ambas suministran voz + Internet). Sin embargo, estas dos tecnologías usan el cobre como medio de transmisión, lo cual restringe la calidad de la comunicación, pues ésta depende de la distancia del usuario a la central del operador. Esta limitante dio paso al nacimiento  del “4G” de las redes fijas: FTTH (Fibre to the Home).

Esta tecnología propone el despliegue de fibra óptica en toda la red de acceso, brindando de esta forma servicios multimedia banda ancha sin las limitaciones impuestas por la distancia.

FTTH y 4G son tecnologías complementarias más no rivales. Las redes FTTH, dependiendo de su configuración, pueden ser de 10 a 100 veces más rápidas que 4G, además son totalmente inmunes a interferencias y ruidos eléctricos. Sin embargo, 4G suministra un beneficio que su homólogo no puede brindar: movilidad. Ambas tecnologías brindan banda ancha con estándares de calidad idóneos; lo que  permite afirmar que éstas serán pioneras de la convergencia fijo-móvil.

Actualmente existen en el mundo aproximadamente 700 millones de conexiones banda ancha fijas, las cuales típicamente conectan hogares y empresas. Según la información detallada en la Figura 1a, a diciembre de 2012, el 14,9% del mercado mundial banda ancha fijo (alrededor de 104 Millones de conexiones) es  FTTH; igualmente, se observa que el porcentaje restante obedece a soluciones implementadas con DSL y cable-modem. ABI Research estima que a finales de 2013 la participación de FTTH será del 19%, lo que representa una cifra cercana al 7% del número de hogares existentes a nivel global. Por otra parte, en el mundo hay cerca de 6600 millones de conexiones móviles, equivalente a una penetración mundial superior al 94%. Como lo muestra la Figura 1b, a Junio de 2013, el 2% de este mercado móvil pertenece a la tecnología 4G (LTE), es decir, hay alrededor de 126 Millones de conexiones. El 98% restante se reparte entre las generaciones tecnológicas precedentes, siendo  2G (GSM) y 3G (HSPA) los actores principales en el mercado.

Figura 1. Participación en el mercado de tecnologías banda ancha fijas y móviles. Figura 1a tomada de: OECD; Figura 1b de: 4G Américas.

Adicionalmente, las figuras 2a y 2b muestran la distribución mundial aproximada de las conexiones FTTH y 4G respectivamente. Se puede observar, en ambos casos, el dominio de los mercados de USA/Canadá y de Asia Pacífico, mostrando de igual forma el rezago existente aún en Europa y el resto del mundo. Aunque estas dos tecnologías siguen creciendo en cuanto a su participación en el mercado, es de notar que soluciones fijas como DSL y móviles como HSPA seguirán teniendo una participación no despreciable. La razón es que de forma transitoria, estas soluciones pueden suministrar banda ancha (con sus limitantes técnicas) hasta que el mercado alcance la madurez para la masificación de FTTH y 4G.  Por lo tanto, el sector TIC debe realizar cambios significativos en sus modelos regulatorios, de negocio y de mercado, de modo tal que las políticas sectoriales estimulen la adopción de estas tecnologías.

Figura 2. Distribución mundial aproximada de conexiones fijas FTTH y móviles 4G. Figura 2a tomada de: heavy reading and research; Figura 2b tomada de 4G Americas.

Respecto a FTTH, se deben propiciar políticas regulatorias que faciliten el despliegue de fibra óptica en zonas urbanas y rurales. Particularmente, se necesitan modelos que permitan la implementación de redes de acceso fijas abiertas (Open Access Networks), las cuales habiliten a proveedores de infraestructura y de contenidos a competir libremente. Esto implica el diseño de estrategias para desagregar la red de acceso óptica, con el fin de prevenir el abuso de posición dominante por parte los operadores. Por otra parte, uno de los factores que limita la masificación de FTTH son los altos costos de instalación de la fibra óptica;  por este motivo, FTTH generalmente no es una solución económicamente viable para zonas rurales. La solución, por lo tanto, no solo está en incentivar la inversión público-privada, sino también en aplicar modelos regulatorios específicos a este tipo de zonas, ya que en éstas difícilmente se puede establecer competencia a nivel de infraestructura. En cuanto a 4G, los retos principales son formular estrategias para gestionar óptimamente el uso del espectro y definir directrices para compartir infraestructura entre operadores. Esto no solo permite reducir costos, sino que abre una puerta para que actores tales como los operadores virtuales puedan competir con sus servicios.

FTTH y 4G son dos socios estratégicos necesarios e indispensables para el cierre de la brecha digital. Por un lado, FTTH se encarga de llevar banda ancha a hogares y empresas; mientras que 4G lo hace con usuarios móviles. Aunque quizá FTTH pueda no ser una solución viable para zonas rurales, 4G sí que lo es; de esta forma, estas dos tecnologías se pueden conjugar adecuadamente para solucionar el problema de despliegue de  banda ancha a nivel mundial.

Ronald Romero Reyes                                                                                                                     ICT Researcher                                                                                                                        Technische Universität Chemnitz, Germany                                                                             Chair for Communication Networks

 

Publicado en 4G, Convergencia, Espectro radioeléctrico, FTTH, Infraestructura, Redes Fijas, Regulación, Sin categoría, TIC | Etiquetado , , | Deja un comentario

Internet, arquetipo de cambio social, económico y tecnológico

Internet es un servicio suministrado sobre la infraestructura de telecomunicaciones implementada por operadores y proveedores de servicios de Internet. Este servicio como tal no pertenece a una entidad en particular, sino que surge como el resultado de la interconexión de varias redes de telecomunicaciones instaladas y operadas por varios organismos públicos y privados. El rol de Internet es suministrar una autopista con cobertura mundial para que sobre ella se pueda transportar la información generada por  las aplicaciones. Principalmente, dos actores se conectan a esta gran red dándole el dinamismo que actualmente tiene. Por un lado tenemos los proveedores de contenidos, quienes generan, almacenan y procesan información a través de las aplicaciones; mientras que en el otro extremo tenemos los usuarios, quienes no solo demandan y procesan la información de los proveedores de contenidos, sino que también generan información para comunicarse de forma interactiva con otros usuarios.

En la década de los 70s, Internet cobra importancia como un servicio exclusivo para la transmisión de datos y como complemento a la tradicional red de telefonía fija y a la entonces naciente telefonía celular. Sin embargo, la convergencia tecnológica ha llevado a que las tecnologías y aplicaciones evolucionen de tal forma que Internet  pueda integrar todos los servicios que convencionalmente se han suministrado a través de redes separadas (como las redes fijas y móviles de voz). El correo electrónico (E-mail) es una de las aplicaciones más longevas y de mayor impacto social en la red, seguido por la web (la web no es Internet en cuanto a su definición, sino que es una aplicación que permite el acceso a información en formato texto, audio y video alojada y publicada por proveedores de contenidos), la cual nace a principios de la década de los 90s. Posteriormente, desde inicios del siglo XXI vemos la masificación de las aplicaciones P2P (peer to peer) usadas para compartir archivos y hacer videollamadas (como por ejemplo BitTorrent y Skype) y el posicionamiento de servicios de transmisión de audio y video sobre la red (conocidos también como servicios de streaming).

Esta evolución en las aplicaciones ha obligado a que Internet se reinvente cada día. Actualmente, el 85% del tráfico mundial cursado a través de Internet proviene de conexiones fijas; sin embargo, la masificación de tecnologías como 4G va a traer como consecuencia que el 15% de participación del tráfico de Internet móvil se incremente a tal punto que en unos años este va a ser el contribuyente dominante. Por otra parte, hacia 2020 se espera que el video contribuya el 90% del volumen de información transportada por la red, seguido por el audio streaming y la web. Sin embargo, más importante que estas cifras son los beneficios y retos sociales, económicos y tecnológicos que han modificado nuestra dinámica social.

A nivel social, se ha facilitado notablemente el acceso a diversas fuentes de conocimiento, se ha cambiado la forma en la que nos relacionamos con otras personas (por ejemplo a través de las redes sociales y comunidades virtuales), se ha dado paso a la divulgación de información y puntos de vista sobre diversos temas sin censura (tema que ha generado polémica en diversos sectores sociales debido a la pertinencia de regular o no los contenidos accesibles a través de Internet), como también se han impuesto modalidades de comercio electrónico que han permitido el desarrollo global de las relaciones comerciales entre diversos individuos. Es importante resaltar que los beneficios sociales no solo acortan tiempos, distancias y ahorran dinero, sino que también nos imponen el reto de aprender a generar, discernir y apropiar de forma crítica y responsable la información y conocimiento que se pone a nuestra disposición.

A nivel económico, nuevos modelos de negocio se han impuesto con el desarrollo de la Internet. Por ejemplo, la publicidad online, tiendas de comercio electrónico y sistemas de pago e intercambio monetario han generado nuevas fuentes de empleo y un cambio en los modelos económicos tradicionales. Modalidades como el teletrabajo también han empezado a trazar una nueva hoja de ruta en los modelos empresariales con el consecuente impacto social sobre la calidad de vida de los trabajadores.

A nivel tecnológico, Internet afronta el reto de tener la capacidad de conectar nuevos usuarios con buenos niveles de calidad de servicio. Por ejemplo, Internet basa su funcionamiento en un mecanismo llamado protocolo de Internet IP, el cual permite que los miembros de la red se comuniquen entre ellos de manera efectiva, desde y hacia cualquier lugar del mundo. Para lograr su cometido, IP, en su cuarta versión (IPv4), definió alrededor 4300 Millones de direcciones para asignarlas a cada usuario y proveedor de contenidos con el fin de identificarlos a nivel mundial. En Febrero de 2011 estas direcciones se agotaron debido al incremento en la penetración que ha tenido Internet en la última década, motivo por el cual en Junio de 2012 se lanzó oficialmente IPv6, una versión que incrementa sustancialmente el número de direcciones con el fin de poder conectar nuevos usuarios a la red. Actualmente se adelanta la migración de IPv4 a IPv6 por parte de los operadores y proveedores de  Internet, y se estima que el 1% del tráfico mundial de Internet es ahora soportado por IPv6. Este proceso de migración tiene como fin no solo incrementar la capacidad de conectar usuarios a la red, sino también proveer mejor calidad a la variedad de servicios suministrados sobre Internet. En la Figura 1 podemos ver el crecimiento en el número de usuarios conectados a nivel mundial y la penetración de IPv6 en los últimos años.

Figura 1. Número de usuarios conectados a nivel mundial a Internet. Tomada de: Slide material from TANENBAUM, ANDREW S.; WETHERALL, DAVID J., COMPUTER NETWORKS, 5th Edition, 2011. http://mediaplayer.pearsoncmg.com/_ph_cc_ecs_set.title.4-9_IP_Version_6__/ph/streaming/esm/tanenbaum5e_videonotes/4_9_ipv6_cn5e.m4v

Todos estos cambios sociales, económicos y tecnológicos no solo se traducen en mejor calidad de vida, sino en serios desafíos a ser confrontados por gobiernos, empresas, sector educativo y lo más importante por nosotros mismos como seres humanos. Más allá de la importante tarea de trabajar en la masificación de Internet y en el desarrollo de programas de alfabetización digital, está el reto de aprender a hacer un uso responsable de la información que generamos y aprehendemos de la red. El fin no solo es implementar mecanismos para comunicarnos fácilmente, sino también mejorar la calidad de la información y conocimiento que día a día comunicamos y por ende divulgamos socialmente.

Ronald Romero Reyes                                                                                                                     ICT Researcher                                                                                                                        Technische Universität Chemnitz, Germany                                                                             Chair for Communication Networks

Nota:

  1. Si está interesado en saber más sobre la evolución y estado actual de Internet a nivel mundial puede consultar los reportes trimestrales de Akamai disponibles en el enlace web: http://www.akamai.com/stateoftheinternet/

 

 

Publicado en 4G, Convergencia, Infraestructura, TIC | Etiquetado , , , | Deja un comentario

¡4G es mucho más que Internet!

En los últimos meses ha estado de moda hablar de 4G como una tecnología que promete suministrar internet de alta velocidad sobre redes móviles. Sin embargo, esta tecnología no fue diseñada exclusivamente para ser un acceso a la red de redes, sino que por el contrario, es una solución a la convergencia tecnológica y de servicios que se está imponiendo a nivel mundial.

Las redes móviles inicialmente fueron concebidas para suministrar el servicio de voz sobre una infraestructura diseñada para este tipo de tráfico. La digitalización de estas primeras redes dio paso a 2G, una tecnología cuyo fin era mejorar la calidad de la transmisión de la voz haciendo un uso más eficiente del espectro radioeléctrico y de los recursos de red del operador. Posteriormente, surgió la necesidad de suministrar servicios de transmisión de datos sobre la red móvil; lo cual motivó el nacimiento de 3G, una solución que da un primer paso hacia la llamada convergencia tecnológica y de servicios.

Inicialmente, la transmisión de datos sobre redes móviles permitía navegación web y descarga de archivos a bajas velocidades sin garantía de calidad de servicio. No obstante, actualmente los usuarios móviles demandan servicios adicionales como (ver Figura 1) video y audio streaming, chat, juegos on-line, carga de archivos en la red, servicios P2P (peer to peer) como por ejemplo Skype, etc. Este cambio viene impulsado por un usuario que deja de ser pasivo (es decir, únicamente demanda información de la red) para convertirse en uno activo (que genera contenidos y los envía por la red). Debido a este cambio de paradigma, los diseñadores de redes se vieron en la necesidad de modificar las soluciones tecnológicas existentes para que una misma infraestructura tuviera la capacidad de soportar todos estos servicios garantizando “calidad” y “velocidad”.

Figura 1. Servicios usados por usuarios móviles banda ancha. (Tomada de: 4G Americas, Infographic Mobile Broadband Connected Future).

Las redes 4G LTE surgen entonces como una solución a este reto tecnológico. El corazón de estas redes está basado en el protocolo de Internet (IP), el cual permite la transmisión de información entre varias redes (dentro de ellas la Internet). La infraestructura LTE, tiene entonces la capacidad de suministrar varios servicios asignando a cada uno la velocidad y calidad requerida, de tal forma que el usuario final pueda por ejemplo estar haciendo una llamada por Skype mientras descarga archivos de la web, reproduce un video por youtube y realiza una transacción bancaria electrónica.

De este modo, 4G es una solución que desde el punto de vista del operador permite la implementación de una plataforma multiservicio donde nuevos y diversos servicios pueden ser creados, configurados y ofrecidos fácilmente a los usuarios. El acceso a la Internet es un componente adicional, el cual potencialmente abre una puerta a la red de redes para que el usuario se conecte con el mundo a través de las diversas aplicaciones y servicios disponibles. Para los usuarios, 4G materializa la convergencia, ya que con un solo dispositivo terminal se puede acceder a la multiplicidad de aplicaciones y contenidos con la velocidad y calidad necesarias.

Pero, ¿cómo se da la transición a 4G? El primer paso por parte de los gobiernos es planear y asignar el espectro radioeléctrico requerido por los operadores. En el caso colombiano, el pasado 26 de Junio se llevó a cabo la subasta 4G, la cual junto con traer nuevos competidores al mercado, ha asignado bloques de radiofrecuencias UHF en las bandas AWS y 2.5 GHz. Este espectro es la puerta de entrada del usuario a la red y la vía de acceso del mundo hacia el usuario. Estos bloques de frecuencia asignados están armonizados con los comúnmente adjudicados en otros países; es decir, son compatibles con redes móviles a nivel internacional de tal modo que se pueda conferir verdadera movilidad global a los usuarios.

Por otra parte, los gobiernos deben garantizar la existencia de espectro disponible para los operadores a medida que crece el número de usuarios (en USA las redes están operando en promedio a un 80% de la capacidad del espectro asignado, se estima que pronto llegarán al tope máximo). En Colombia, la Agencia Nacional del Espectro (ANE) a través de la resolución 668 de 2012 atribuyó la banda “Dividendo Digital” (espectro radioeléctrico liberado por la migración de la televisión analógica a la digital) de 698 MHz a 806 MHz a los servicios móviles terrestres; lo cual permitirá en un futuro cercano subastar más bloques de espectro para continuar en la ruta hacia 4G.

En el segundo paso, los operadores deben implementar las redes LTE y paulatinamente migrar su infraestructura antigua.  Esto no implica un apagón inmediato de las redes 2G y 3G, sino que por el contrario, significa una convivencia de todas estas generaciones hasta que la dinámica de los mercados junto con las políticas sectoriales dictaminen el fin de la vida útil de estas tecnologías. Si miramos el caso Colombiano, según el boletín del primer trimestre de 2013 publicado por el MinTic, a marzo de este año habían 6.634.659 subscriptores de Internet de Banda Ancha, donde usando cifras aproximadas, 4.013.553 (60,5%) son usuarios de Internet fijo y 2.560.978 (38,6%) son subscriptores de Internet móvil 3G mientras que tan solo 59.722 (0,9%) son usuarios a Internet móvil 4G. Adicionalmente, el mismo reporte indica que hay 46.375.923 abonados móviles; los cuales mayoritariamente usan únicamente el servicio de voz soportado sobre funcionalidades suministradas por tecnologías 2G. En este escenario, apenas un 5,6% de los subscriptores usan conectividad a internet móvil banda ancha, lo cual es un indicador del porqué no se da una migración instantánea y global a 4G, ya que desde el punto de vista financiero es inviable para cualquier operador. Por esta razón, el reto de los operadores está en incentivar a sus usuarios existentes a migrar a servicios que requieran el uso de 4G, y por otro lado, atraer nuevos clientes a esta tecnología (lo cual propicia la libre competencia). La Figura 2 indica el crecimiento esperado del número de conexiones a nivel mundial de tecnologías LTE (4G) y  HSPA (3G), pronosticando para el 2018 una participación en el mercado del 21% y 65% para 4G y 3G respectivamente. Esta evolución es normal en cualquier mercado donde una nueva tecnología entra a ganar adeptos.

Figura 2. Crecimiento esperado de conexiones LTE (4G) y HSPA (3G). (Tomada de: 4G Americas, Infographic Mobile Broadband Connected Future)

El tercer paso requiere por parte del gobierno la implementación de políticas claras de regulación de competencia, tarifas y calidad de servicio, como también de mecanismos que permitan a los usuarios finales la adquisición de terminales móviles 4G a precios asequibles. En últimas, esto permite que 4G logre una penetración que tenga verdadero impacto social y que pueda conectar a usuarios no solo en zonas urbanas sino también en entornos rurales donde la cobertura es aun precaria.

Figura 3. Subscriptores LTE (4G) a nivel mundial.(Tomada de: 4G Americas, Infographic Mobile Broadband Connected Future)

Como lo muestra la Figura 3, a finales a Marzo de 2013 en el mundo habían 90 millones de subscriptores 4G (se estima que en Mayo esta cifra  alcanzó los 100 millones) con un crecimiento anual del 400%; lo cual indica el enorme reto que deben afrontar el sector público y privado para que el país realmente esté a la vanguardia en materia de telecomunicaciones y conectividad. Como vemos, 4G no sólo representa acceso a internet, sino una plataforma de servicios global que permite la convergencia de una variedad de aplicaciones sobre una infraestructura de telecomunicaciones que permite itinerancia mundial.

Ronald Romero Reyes                                                                                                                     ICT Researcher                                                                                                                        Technische Universität Chemnitz, Germany                                                                             Chair for Communication Networks

Notas:

  1. Si está interesado en saber más sobre el impacto esperado de las comunicaciones móviles de banda ancha, puede consultar el reporte de 4G Americas “Infographic Mobile Broadband Connected Future” disponible en el enlace web:  http://www.4gamericas.org/index.cfm?fuseaction=page&pageid=2210
  2. Puede consultar el último boletín trimestral del MinTic Colombia en el enlace web: http://colombiatic.mintic.gov.co/index.php/novedades/124-boletin-trimestral-de-las-tic-primer-trimestre-de-2014
Publicado en 4G, Convergencia, Espectro radioeléctrico, Infraestructura, Regulación, TIC | 1 comentario

Infraestructura para las TIC, un desafío para las políticas regulatorias nacionales

Hace un par de décadas las empresas de telecomunicaciones suministraban un único servicio a sus usuarios a través de su infraestructura de red. Sin embargo, el desarrollo tecnológico ha impulsado de forma vertiginosa el despliegue de redes multiservicio que integran, en un único sistema de comunicaciones, la transmisión de datos, voz, video e internet. Esto ha representado un cambio radical no solo en los modelos de negocio establecidos por los operadores, sino en las políticas regulatorias estipuladas por los gobiernos para impulsar la competencia y la masificación de servicios TIC.

El ecosistema digital adoptado por el MinTIC define Infraestructura, Servicios, Aplicaciones y Usuarios como los cuatro pilares fundamentales sobre los que se sustenta el desarrollo de las TIC a nivel nacional. Dentro de estos elementos, el estímulo de la inversión pública y privada en infraestructura representa la piedra angular para que se puedan suministrar aplicaciones y servicios a los usuarios. Para lograr este objetivo, es necesario redefinir el modelo de regulación imperante a nivel nacional configurando políticas articuladas con la convergencia tecnológica, empresarial y de servicios propias del sector TIC.En el mercado actual de las telecomunicaciones, el modelo de negocio dominante es el de operadores integrados verticalmente; es decir, empresas que son dueñas de su infraestructura de red y suministran a través de ésta servicios a sus usuarios. Este modelo de negocio no regulado adecuadamente, puede fomentar prácticas nocivas por parte de operadores incumbentes que impidan el crecimiento sano del mercado, desestimulando la inversión y degradando la calidad de los servicios ofrecidos a los usuarios.

Tomada de: http://www.mintic.gov.co/index.php/vive-digital

Aunque el gobierno ha impulsado iniciativas de fuerte impacto social como el “Proyecto Nacional de Fibra Óptica” y la sonada subasta de “espectro 4G”, es importante también hacer una reforma de fondo y forma en el sector para estimular la inversión en infraestructura y la entrada al mercado de nuevos actores. Para tal fin, es importante comprender que las fusiones que se están dando entre empresas móviles con compañías de operación fija, tienen como fin lograr la convergencia tecnológica necesaria para competir con paquetes de servicios heterogéneos sobre una misma red. Por esta razón, las políticas gubernamentales deben permitir que estos procesos se den bajo condiciones que beneficien a los usuarios,  impulsando así mismo la inversión local y extranjera.

El modelo de negocio vertical debe desagregarse a nivel regulatorio. Esto permite la libre entrada y coexistencia en el mercado de proveedores de infraestructura de red con empresas de servicios de telecomunicaciones básicos, de difusión, telemáticos y de valor agregado. De esta forma, compañías prestadoras de servicios pueden llegar a sus usuarios sin necesidad de poseer infraestructura propia, contratando este servicio con terceros. Como consecuencia, es necesario un régimen de regulación de tarifas de acceso no discriminatorias entre proveedores de servicios y de infraestructura, para que de esta forma puedan competir libremente con sus pares ofreciendo precios atractivos a los usuarios finales.

Esta separación entre servicios de telecomunicaciones y de infraestructura no solo impulsa la competencia y el acceso abierto entre proveedores, sino que también va de la mano con el principio de servicio universal (el cual se presta a la población independientemente de sus ingresos). Esto beneficia a las comunidades donde las condiciones de cobertura son precarias y donde el acceso a las TIC no pasa de ser una promesa.

Los entes reguladores no solo deben propiciar la competencia y evitar la concentración del poder sectorial en manos de pocas compañías; sino que deben tajantemente atacar los desmanes que los proveedores cometen en el mercado. Por tal motivo, otro reto adicional viene de la mano de la calidad de los servicios que contratan los usuarios. El regulador debe establecer, junto con las condiciones técnicas de prestación óptima de los servicios, mecanismos de penalización para que los proveedores usen infraestructura que satisfaga la demanda y calidad contratada por los suscriptores.

En un futuro cercano los servicios TIC van a estar soportados mayoritariamente sobre infraestructuras basadas en fibra óptica y en sistemas inalámbricos 4G/LTE. Por lo tanto, el desafío actual a nivel regulatorio pasa no solo por llevar estas tecnologías a todos los rincones del país sino por hacer de las TIC una herramienta con verdadero impacto social. Luego es responsabilidad del sector público y privado actuar para que no pase con la masificación de las TIC lo que ha pasado con la educación en Colombia: muchos planes y proyecciones en temas de cobertura pero nada en cuanto a la exigencia de altos estándares de calidad.

Ronald Romero Reyes                                                                                                                     ICT Researcher                                                                                                                        Technische Universität Chemnitz, Germany                                                                             Chair for Communication Networks


 

 

Publicado en Convergencia, Infraestructura, Regulación, TIC | Etiquetado , , , , | 1 comentario